Home » Opiniones » ES TIEMPO DE UNA INTROSPECCIÓN

ES TIEMPO DE UNA INTROSPECCIÓN

Las ideas que me han motivado plasmar estas líneas; es fruto de que ya es tiempo de revisar interiormente nuestro ser, obtener una cosmovisión del mundo interior y exterior que nos rodea, para conocer mejor diferentes sociedades, como la nuestra; y que comportamiento tener frente a las cosas que pueden sucedernos; en ese sentido, tuve que irme retrospectivamente, reflexionar sobre mis andanzas vividas, conseguir herramientas necesarias para poder enfrentar con ahínco cualquier obstáculos en el caminar y prospectivamente contar con mejores resultados, aunque el futuro sea incierto.

He observado con mucha preocupación el comportamiento humano desde el mundo físico y en mis experiencias de la vida he llegado a la conclusión; querido lector o lectora; ya es momento de que nos realicemos un análisis, sobre quiénes somos y hacia dónde vamos, para darle más sentido a la vida; que estamos dando y que recibimos a cambio.

Pero para eso; es vital que nos conozcamos mejor, como bien señala el aforismo “conócete a ti mismo”, de este eminente filósofo griego de todas las épocas, Sócrates, ya que la principal necesidad de un ser humano para tener acceso a la sabiduría es el autoconocimiento, es la única forma de verificar detalladamente nuestra forma de amar, sentir y de actuar.

En la vida cotidiana, aunque sea de forma inconsciente, actuamos hipócritamente constantemente, porque muchas veces ofrecemos nuestros servicios públicos o privados, fijando mayor atención al tener de las personas y no en sí; al ser humano, ofertándoles un trato muy personalizado, yo le puedo decir que no nos preocupemos por lo que estamos recibiendo, sino, por aquello que estamos dando, ahí se cumplen las leyes espirituales, todo regresa a uno, quizás con mayor intensidad.

En el discurrir, mientras me ha tocado utilizar guagua del transporte público, he venido observado, la falta de empatía, sensibilidad y comportamiento humano, cuando dicha guagua es abordada por discapacitados, envejecientes u otra situación que imposibilita mantenerse de pie, el cobrador a viva voz, solicita que le sea ofrecido un asiento, porque por mutuo propio se nos hace difícil concederlo; y que más decir, una mujer embarazada, he podido verificar, que su propio género en su mayoría, es la que presenta negativa de cederlo.

También; a veces me he sentido indignado como logro ver a personas cometiendo abusos en contra de otra, casi siempre injustificable, porque bajo ninguna circunstancia el daño hacia la persona, debe ser justificable, veo como de una forma depravada, abusiva, otras; por lograr sus objetivos, sin importar el daño que puedan causar. De ahí es preciso traer a colación este planteamiento del señalado psicoanalista, psicólogo social y filósofo humanista de origen judío alemán, Erich Fromm, la única especie que ataca las demás sin razón aparente y muchas personas según este eminente psicoanalista, sienten mayor inclinación hacia la necrofilia que la biofilia.

Por Domingo Martínez
Abogado y Criminólogo
Coordinador General APSERJUP

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Comentários por Facebook